Las enfermedades bucales más comunes y sus formas de prevención

dentistas

Las enfermedades bucales más comunes están relacionadas con unos hábitos inadecuados de higiene y de salud. Para evitarlas, es fundamental acudir regularmente a un dentista y mantener la región bucal limpia.

Hoy comentamos las principales características de algunas de estas enfermedades y os aconsejamos cómo prevenirlas.

1. Caries: la caries se caracteriza por la destrucción de los tejidos dentales, provocada por los ácidos decurrentes de la placa bacteriana. Es la enfermedad bucal más común y puede ser evitada con medidas simples de higiene, ya que la placa se deriva de los restos de alimentos dejados en la boca. Sus síntomas más comunes son el dolor en los dientes o en las muelas al ingerir alimentos dulces, calientes o muy fríos, un sabor desagradable en la boca y el mal aliento.

2. Gingivitis: la gingivitis se caracteriza por el sangrado y la inflamación de las encías. También se deriva de la placa bacteriana. Sin tratamiento, la gingivitis puede evolucionar a un estado crónico y provocar bolsas periodontales, sangrado excesivo y pérdida de piezas dentales. Para evitarla, realiza una higiene adecuada de los dientes y lengua con pasta de dientes al menos tres veces al día, evita alimentos ricos en almidón, azúcares y grasa, y acude a un dentista por lo menos una vez al año.

3. Halitosis: las causas de la halitosis son múltiples y pueden relacionarse con una escasa higiene bucal, con consecuencias de la gastritis crónica y, en casos más severos, con enfermedades graves como el cáncer de pulmón. Sin embargo, la mayoría de los casos se originan por problemas en la propia boca. La halitosis se caracteriza por el mal aliento y se estima que un 25% de la población padece este problema a nivel crónico. Las personas con más de 50 años son más susceptibles a presentar casos de halitosis y también es común identificarla al despertarse después de un largo periodo de sueño, cuando la boca ha estado en reposo y ha producido poca saliva. Las formas de prevención incluyen la higiene bucal con pasta, cepillo e hilo dental y las visitas frecuentes al dentista, que también podrá indicar si el problema adviene de otra causa.

4. Aftas: las aftas son lesiones que pueden presentarse en diferentes tamaños e intensidad en la mucosa bucal y sus causas no están relacionadas con las patologías como herpes, pénfigo o calenturas, por ejemplo. Se sabe que la mayoría de los casos se originan por la ingestión de determinados fármacos o analgésicos, golpes en la región bucal, cambios hormonales, estrés, tabaco y falta de hierro y vitaminas en el organismo. Para evitarlas, se recomienda tomar mucha agua, evitar bebidas ácidas, el tabaco y las comidas picantes y tener cuidado al cepillarse para evitar golpes. Además, estar atento a los niveles de estrés y de hormonas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Powered by sweetCaptcha